Duras críticas al hijo de Beckham por poner a la venta una sudadera usada por 150.000 dólares

El hijo del exfutbolista es todo un influencer  con más 1,8 millones de seguidores.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CRUZ (@cruzbeckham)


Cruz Beckham, hijo del exfutbolista David Beckham y la excantante Victoria Beckham ha causado malestar en las redes sociales al intentar vender por una verdadera fortuna una sudadera usada.

La sudadera que fue un regalo que le hizo un amigo de sus padres, el diseñador Kim Jones, es una edición limitada de Louis Vuitton x Supreme que salió a la venta hace ya más de tres años y que al ser una prenda que pocas personas poseen se ha convertido en un deseo de todo coleccionistas.

Cruz, es el tercer hijo de uno de los matrimonios más mediáticos del mundo y a sus 15 años ya se ha convertido en toda una celebridad del que todo el mundo habla, aunque en esta ocasión nada buena.

Una gran suma de dinero por una sudadera

Parece ser que el tercer hijo de los Beckham busca «independizarse» y no depender de los casi 900 millones de euros que se estima tienen de fortuna conjunta sus padres.

La sudadera está muy cotizada al tratarse de un modelo exclusivo y que ya no se encuentra en el mercado convencional, por lo que los interesados deben «tirar» en poseerla deben buscar en el mercado de segunda mano donde los precios lógicamente suben, al revalorizarse.

Cruz Beckham con la sudadera de Louis Vuitton x Supreme: Foto Instagram @cruzbeckham

Esto debió pensar el joven Beckham, una forma de ganar una gran cantidad de dinero en poco tiempo, sin embargo la reacción que han tenido sus fans no se lo esperaba.

El joven inicio la subas en unos 45.000 dólares (37.000 euros) aunque si alguien quería llevársela de inmediato debía desembolsar la cantidad de 150.000 dólares (124.000 euros).

Las críticas le han llovido porque en la página de Instagram donde ha anunciado su sudadera @ @SneakerBratz,  detalla que la prenda esta usada y que le falta uno de los cordones de la capucha.

Enseguida le han llovido las críticas, ya que sus fans no entienden que venda una sudadera cuando no le hace falta el dinero y que podría haber hecho una subasta para ayudar a los afectados de la pandemia del coronavirus.

 

 

 

 

Comparte: