Terelu Campos desvela lo más doloroso del 2020

Terelu Campos ha comenzado este 2021 haciendo una recapitulación de los buenos y malos momentos que le ha dejado este 2020, al igual que todos los colaboradores de «Viva la vida».

 

Una de las peores noticias que ha recibido Terelu este año ha sido, sin duda alguna, la enfermedad de su amiga Mila Ximénez, lo que ha hecho que su amistad las una aún más.

 

Alejandra Rubio explica como fue la cena de fin de año con su familia

Alejandra Rubio ha contado como ha sido este año la festividad de nochevieja en casa de su madre junto a su tía y su abuela, Carmen Borrego y María Teresa Campos, y la joven cree que este año, que fue totalmente atípica, también fue aburrida.

 

Una de las cosas que más le llamó la atención a la joven es que su madre estuvo llorando toda la noche sin parar, y aunque quería dejar de llorar y celebrar la fiesta con alegría, no podía conseguirlo.

 

Terelu, al instante, reconoció que era cierto, que ella es muy sentimental y que al hacer balance de un año muy intenso, le entraba mucha tristeza.

 

Confinamiento junto a María Teresa

Terelu recordaba los meses que pasamos confinados, en su caso, junto a su madre, María Teresa Campos, por quien sentía verdadera preocupación al ser persona de riesgo, pro su edad o por sus problemas de salud.

 

Cuando Terelu salía a trabajar estaba muy asustada por el entorno y por poder contagiarse de COVID, por lo que fue una época que lo pasó realmente mal.

 

Pero, a pesar de todo, hay algo que le duele aún más y es que la colaboradora lleva más de 10 meses sin darle un beso o un abrazo a su hija, Alejandra Rubio.

 

El mayor dolor de Terelu Campos

La colaboradora y su hija comparten tiempo juntas en televisión, pero por motivos de seguridad, les recomiendan mantenerse alejadas, por lo que están cumpliendo con estas recomendaciones a rajatabla.

 

Alejandra, por su parte, ha confesado que lo que pide para este 2021 es salud y cumplir sus deseos para el nuevo año, pero sobre todo, que su madre sea feliz.

 

Unas preciosas palabras que seguro que a Terelu Campos le han llegado al corazón, ya que su hija es una de las personas más importantes para ella.

Comparte: