El candidato a la presidencia del Barça Toni Freixa podría ir a la cárcel por estafa y espionaje

El candidato para tomar las riendas del FC Barcelona,  Antoni Freixa Martín se enfrenta a 11 años de cárcel por estafa y espionaje industrial.

Sobre Freixa pesa una denuncia por presuntos delitos de estafa, administración desleal y apoderamiento de datos para descubrir un secreto de empresa, por lo que su candidatura para ser nombrado presidente del equipo blaugrana corre peligro.

Toni Freixa ya sabe lo que es trabajar en la administración del equipo de Cataluña, pues fue directivo entre 2003 y 2005, bajo la presidencia de Joan Laporta, quién también podría presentarse para volver a llevar al equipo a la senda de los triunfos.

Posteriormente y ya bajo las órdenes de Sandro Rossel, ocupó el cargo de secretario y portavoz de la junta directiva entre 2010.

Ya en 2015 se presentó para ser presidente, pero en aquella ocasión la victoria fue de Bartomeu, al que la afición blaugrana considera como uno de los peores presidentes de los últimos tiempos.

11 años de cárcel.

Si es declarado culpable puede caerle una condena de 11 años de cárcel. Según las fuentes, Freixa traicionó a la empresa que le pagaba un salario mensual de 10.000 euros.

Según ha informado OKdiario, en el año 2015 Freixa paso a formar parte de la sociedad Golden Player Spain SL como administrador solidario en un proyecto que se basaba en un mercado virtual de valores deportivos en el que los usuarios podrían invertir en futbolistas famosos, realizar transacciones y conseguir premios.

Freixa firmo un acuerdo de confidencialidad,  igual que cuando fue presentado el proyecto a un grupo reducido de posibles clientes. Una presentación que fue todo un éxito y fue este éxito lo que hizo que Freixa al ver el potencial de este proyecto, decidiera en 2016 abandonar Golden Player Spain SL  par montar su proyecto propio, Sport Social Market, que curiosamente  se basaba en la misma idea.

Fue entonces cuando Golden Player Spain defendió sus derechos y decidió interponer una querella en el año 2017 contra Freixa y sus colaboradores por estafa, administración desleal y apoderamiento de datos para descubrir un secreto de empresa.

Los denunciantes manifiestan en la querella que han invertido un millón y medio de euros en su proyecto patentado, y que Freixa les robó la patente después de un año trabajando para ellos

 

Comparte: