Pablo Hasel se atrinchera en la Universitat de Lleida para no entrar en prisión

Uno de los juicios más polémicos de los últimos años ha sido el protagonizado por el rapero Pablo Hasél que fue condenado por un delito de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad por sus alabanzas en Twitter a ETA y los Grapo.

El rapero siempre defendió su inocencia amparándose en la libertad de expresión, algo que el Tribunal Constitucional desestimó y consideró que se trataba de una manifestación del discurso del odio.

Hasél ya fue condenado anteriormente en el año 2015 a dos años de prisión, aunque nunca entró en la cárcel al carecer de antecedentes penales, sin embargo esta vez no pudo librarse y el pasado viernes venció el plazo fijado por la Audiencia Nacional a fin de que Hasel entrara de forma voluntaria a prisión para cumplir una condena de nueve meses.

Se ha encerrado este lunes en el rectorado de la Universitat de Lleida para evitar su ingreso en prisión.

El rapero no está solo. Lo acompañan un grupo de alumnos que protestan contra su condena, y que lo han comunicado en Twitter al grito de “llibertad Pablo Hasel”.

 

Comparte: