Lucía se va por la puerta grande de «La isla de las tentaciones»

La ya expareja de Manuel, Lucía estallo en la hoguera y no dejo títere con cabeza.

La hoguera de confrontación que muchos estaban esperando llegó por fin, Lucía pudo vérselas con Manuel para que le explicara todos sus actos en la villa de los chicos.

Estoy nerviosa aunque decidida, sé lo que quiero y sé a lo que he venido, no le temo a nada

Lucia en la segunda hoguera de la isla de las tentaciones

Lucía a la que durante todo el reality habíamos visto derrumbarse tras conocer las imágenes de Manuel tanto con Stefany como con Fiana, durante su «enfrentamiento» la vimos como una roca, parecía que nos habían cambiado a Lucía por una hermana gemela perdida.

El gran desahogo.

Manuel compareció a su «juicio» nada más llegar ya se le podía ver derrumbado y avergonzado por todo lo que había hecho y el daño que le había ocasionado a su pareja, sin embargo esas lágrimas para Lucia fueron lágrimas de cocodrilo.

Falso eres, no llores. Más vas a llorar cuando llegues a la realidad, que pena lo que eres. ¿Qué haces haciendo el gesto de llorar si no tienes ni una lágrima? Falso.

Tras  unos segundos, la concursante pidió permiso a Sandra para ver si podía empezar a decirle a su novio todo lo que pensaba de él.

Eres un pedazo de sinvergüenza, un desagradecido, un asqueroso y no tienes perdón de Dios

Lucía además le replico que hablara mal de ella, cuando ella se movía por su «Manué». Tras unos minutos en los que pudo desahogarse mientras Manuel apenas podía decir una palabra, dieron paso para poner  de nuevo los vídeos de Manuel.

Esta vez vieron juntos las imágenes de la famosa noche en la que Manuel se besa con Fiama y con Stefany. Manuel en un intento de excusarse le comenta que es Stefany la que le besa a él.

 

Sin embargo el plato fuerte vendría con las famosas imágenes de él teniendo relaciones con Fiama en el cuarto de baño, las cuales Manuel no quería ni ver y Lucía le obligo a que levantara la cabeza y mirara el rídiculo que le había hecho pasar.

El programa no solo puso las imágenes de Manuel, también pusieron las imágenes que provoco algún roce entre Lucía y Marina por su noche en la piscina con el «lobo» Isaac.

Estas imágenes Manuel no las había visto, ya que fue la sanción que le impuso el programa por saltarse las normas con Fiama, por lo que era la primera vez que las veía y busco la forma de justificar sus actos haciendo creer a Lucía que a ella le hubiera pasado lo mismo si Isaac no estuviera con Marina.

Es un quiero y no puedo Lucía

Manuel se derrumba.

Una vez dicho todo, Lucía tenía que tomar la decisión, si quería marcharse con sola o con un nuevo amor, Lucía eligió marcharse sola, todo lo contrario a Manuel que eligió marcharse junto a Fiama.

Sin embargo, Manuel tras ver como Lucía pasaba por el pasillo de las antorchas, se derrumba y salió corriendo para pedirle que lo perdonara y que le diera un último abrazo, algo que Lucía se negó.

A mí no me toques más

Comparte: