Laura Matamoros se sincera sobre la salud de Kiko Matamoros

Los colaboradores de Sálvame no están pasando por su mejor momento en lo que a salud se refiere.

 

Paz Padilla ha regresado a plató tras haber enfermado de COVID, y aunque al principio estaba bien, acabó complicándose su salud y estuvo ingresada. Por suerte, ya ha superado la enfermedad y ha regresado al trabajo con más fuerza que nunca.

 

Lydia Lozano se está recuperando de la repentina muerte de su hermano, a raíz del COVID.

 

Ahora, es Kiko Matamoros el que está en el punto de mira, ya que está cumpliendo una cuarentena obligatoria por el contacto con un positivo en COVID. Esto ha generado múltiples críticas hacia su persona.

 

Laura Matamoros, en defensa de su padre

Por todas las críticas que está recibiendo Kiko Matamoros, Laura ha decidido dar la cara por su padre y sincerarse sobre su estado de salud.

 

Laura Matamoros se ha sincerado y ha contado que su padre está bien, no está en peligro ya que es un paciente de riesgo. Han pasado un susto tremendo a raíz de la noticia, pero están tranquilos.

 

Además, Laura ha agradecido a todos los que se han preocupado por Kiko Matamoros al no verlo por los platós de televisión.

 

Kiko Matamoros está deseando volver a la normalidad, como ha compartido en su cuenta de la red social Instagram a través de una fotografía bajo el título «Contando los días para volver al ruedo y al ruido».

 

 

Kiko y Laura, más unidos que nunca

Laura Matamoros, después de muchas idas y venidas con su padre, actualmente están más unidos que nunca.

 

Hace unos meses, Laura confesaba padecer glaucoma, la misma enfermedad que sufre Kiko Matamoros.

 

Kiko, por su parte, está orgulloso por como Laura está encarando la enfermedad, ya que, como él mismo reconoce, tiene una gran fortaleza mental.

Comparte: