Millonario demanda a su expareja por usar sus propiedades para sus sesiones eróticas

Stefanie Gurzanski utilizaba las mansiones de su expareja para realizar sesiones de foto para su cuenta en Onlyfans.

El millonario Stephen J. Cloobeck ha demandado a su expareja tras percatarse que esta utilizaba sus mansiones para realizar sesiones de fotos eróticas para luego venderlas en la famosa red social de mecenazgo.

No solo utilizaba sus mansiones, además se gastó 1,3 millones de dólares de la tarjeta de crédito de él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Baby G (@stefaniegurzanski)

El magnate de Las Vegas, la acusa de tomarse en secreto fotos desnudas en sus mansiones y aviones.

Stephen J. Cloobeck de 59 años,  mantuvo una relación con la estrella de Instagram Stefanie Gurzanski de 22 años, durante 6 meses, tiempo en los que ella se gastó 1,3 millones de dólares de su tarjeta de crédito.

El millonario la ha demandado por estafa, además ha alegado que la chica lo engañó haciéndole creer que «era una modelo» cuando en realidad se ganaba la vida vendiendo pornografía a través de la red social.

Además también alega el daño que ha causado a su reputación como empresario y donante político. Así como mostrar públicamente sus propiedades de lujo, lo que considera que genera una gran vulnerabilidad de robo.

Durante los 6 meses aparte de lo que ella se gastó con la tarjeta de crédito de Cloobeck, este se gastó una millonada en joyas, viajes y el alquiler de un apartamento de lujo en Beverly Hills.

Por despecho.

Stefanie Gurzanski asegura que su ex pareja la ha demandado por despecho, en un intento de reconciliación.

Fue la joven la que termino con la relación cuando este le pidió matrimonio. Fue entonces cuando el empresario se mostró muy hostil con ella y empezó todo este proceso judicial.

Por el momento solo ha conseguido que la justicia ponga una orden de alejamiento de 100 metros, por lo que Cloobeck no puede acercarse a menos de esa distancia a su ex pareja.

Stefanie, por su parte, exige que él le dé una mansión valorada en 7 millones de dólares. Además si quiere que elimine todas las fotos que aún le quedan por vender,  deberá pagar 2 millones, ya que este es su modo de vida y no puede borrarlas porque sí.

 

 

Comparte: