Otra popular Youtuber japonesa resulta ser un hombre con peluca y pechos postizos

Miles de seguidores de una «famosa» youtuber japonesa se han llevado una gran desilusión.

En internet nada es lo que parece, y prueba de ello es esta famosa «Youtuber» japonesa que ha resultado ser un hombre disfrazado con una peluca y pechos postizos.

Este hombre se disfrazaba de mujer y se grababa haciendo deporte. Bajo el nombre de Chiharu, y sin pronunciar una sola palabra, tan solo enfocando sus pechos, consiguió captar la atención de miles de seguidores.

¿Cómo alcanzó tanto seguidores?

Simplemente utilizando la parte más primitiva de muchos hombres,  se enfocaba sus pechos haciendo footing. Sus pechos «rebotaban». Algo tan primitivo con el que seguramente ha conseguido hacer dinero a costa de muchos.

Lamentablemente no es un caso aislado, ya un programa de la televisión japonesa descubrió que azusagakuyuki, una influencer conocida por viajar en moto por Japón, era en realidad un hombre de 50 años que utilizaba una aplicación en el móvil para transformar su rostro en el de una mujer.

La diferencia de esta historia es que, a diferencia de la anterior, no utilizó ningún artilugio tecnológico para modificar sus rasgos, tan solo ropa, maquillaje y unos pechos postizos de silicona bastante voluminosos.

Objetivo, hacer dinero

Aunque posiblemente no habrá llegado a hacer una desorbitada cifra, su cuenta superó los 20.000 suscriptores en apenas un mes cuando subió su primer video haciendo deporte, un video de apenas 3 minutos y que consiguió 50.000 visualizaciones.

Finalmente, tras ver que su canal estaba creciendo a una velocidad de vértigo, Chiharu decidió subir un vídeo para celebrar sus más 20.000 suscriptores.

El hombre confesó que se le ocurrió esta idea cuando en su trabajo, por culpa de la pandemia, la empresa donde trabajaba decidió hacerle un recorte salarial. Además, al parecer a su perro le habían diagnosticado cáncer y necesitaba dinero para el tratamiento.

Sabiendo que a las chicas atractivas les resulta más fácil atraer una audiencia online, me animé…

Finalmente, tras descubrir el engaño, ha perdido más de 1.000 seguidores de golpe. No es lo mismo seguir a una joven de pechos voluminosos que a un hombre de 37 años.

Comparte: