Rocío Carrasco acusa a Olga Moreno de poner a su hija en su contra

El octavo episodio de «Rocío, contar la verdad para seguir viva»  ha salpicado de lleno a Olga Moreno.

Finalmente Telecinco eliminó los 11 minutos en los que Rocío Carrasco hablaba alto y claro sobre la agresión de su hija. Fue Carlota Corredera quien anunciaba que la dirección había tomado junto a Rocío Carrasco la decisión de eliminar esta secuencia para proteger a Rocío Flores.

Olga Moreno, una de las culpables de su mala relación con su hija.

Rocío Carrasco ha contado cuando comenzó a crecer en su hija ese «odio» por su madre.  Señalando a Olga Moreno, actual mujer de Antonio David Flores como una de las principales causantes.

Esa que ahora va de madre coraje y dice que no atiendo a los niños, miente

 

Rocío contó cuando comenzó a notar esa influencia de Olga sobre su hija. Cuando Rocío Flores tenía 13 o 14 años,  llegó tras pasar los 15 días con su padre con varios collares de cuero con colgantes.

Estos colgantes no gustaron a Rocío Carrasco, por miedo a que jugando con sus amigos pudieran engancharse y le pidió que se los quitara. Su hija accedió, sin embargo luego de volver con su padre, regreso con los collares puestos.

Olga que qué mala madre eres, que no me dejas ponerme collares

Así le contestó su hija cuando volvió a pedirle que se los quitara. Rocío ha narrado que ya en ese momento se veía que hiciera lo que hiciese, iba a perder a su hija, porque le estaban  comiendo la cabeza.

La cosa llegó a más cuando su hija apareció con ropa «impropia para su edad». Esto no le gustaba a Rocío Carrasco, sin embargo su hija siempre se lo recriminaba y le decía que Olga le había comprado mucha ropa así y que le gustaba.

Su hijo enfermo por su culpa.

La cosa fue más allá, al parecer Antonio David y Olga Moreno le habían dicho a Rocío Flores, que su hermano estaba enfermo por culpa de su madre.

Le dijeron que yo bebía y fumaba durante el embarazo

 

Le ocultaron que su hijo estaba ingresado.

Una de los sucesos que su ex marido más criticó fue que Rocío Carrasco no fuera al hospital a ver como se encontraba su hijo. En este capítulo Rocío ha confesado que nadie le dijo nada y que se enteró porque e hija se lo dijo cuando ya llevaba días ingresado con neumonía.

 

Comparte: