Telecinco con Rocío Carrasco, pero ¿y Carlota Prado?

El documental de «Rocío, contar la verdad para seguir viva» ha servido para concienciar a los espectadores sobre la violencia de género.

Telecinco se ha posicionado con este documental sobre la hija de Rocío Jurado en contra de todo tipo de violencia de género. Un documental que ha mostrado al mundo el calvario que vivió en la sombra Rocío Carrasco, teniendo que aguantar como su exmarido, Antonio David Flores, se hacía un hueco en la televisión, precisamente en la cadena donde ella ha alzado la voz.

Las declaraciones de Rocío provocaron que Telecinco despidiera, e incluso vetara al ex Guardia Civil, impidiéndole participar en los debates de Supervivientes para defender a su mujer, Olga Moreno, que se encuentra participando en esta edición.

Tras emitirse el último episodio, muchos colaboradores de Mediaset, como María Patiño, pidieron públicamente perdón por todos estos años de haber apoyado a Antonio David y no creer su verdad.

Este documental ha sido aplaudido por muchos y han agradecido a Telecinco su emisión para mostrar al mundo que la violencia no es solo física.

Sin embargo, a pesar de que Telecinco ahora sea «todo un ejemplo» de lucha contra la violencia de género, pocos olvidan como ocultó una violación en uno de sus realities más rentables, Gran Hermano.

¿Qué pasa con Carlota Prado?

Varios años después del presunto abuso sexual de José María López a Carlota Prado en la casa de Gran Hermano, aún sigue dando que hablar.

Este hecho provocó que Telecinco tuviera que dar por finalizado Gran Hermano para siempre, pues tras destaparse, muchas empresas cancelaron sus contratos de patrocinio, lo que supuso una bajada de ingresos considerable para la cadena.

El programa le puso las imágenes en el confesionario.

Una de las imágenes más duras fue ver a la propia Carlota en el confesionario viendo las imágenes que el programa había montado para que ella misma viera lo que había pasado. La concursante, al ver las imágenes, rompió a llorar con las manos en la cabeza y pedía que pararan el vídeo. Sin embargo, el programa hizo caso omiso y obligó a la concursante a verlo.

El concurso intentó tapar estos hechos pidiéndole a Carlota que lo que había sucedido quedaría entre José María y ella, impidiéndole entrar en la casa para que no lo contara a sus compañeros.

 

 

 

 

 

Comparte: